Economía irracional

Por Ricky Mango

Espécimen de tulipán 'Viceroy', cuyo bulbo costaba, en febrero de 1637, el equivalente de 2.400 ovejas, 25 camas completas, 300 trajes o 10.000 kg de queso

Circula por ahí una definición de la economía como esa curiosa teoría que permite explicar, al cabo de un tiempo, por qué han fracasado sus propias predicciones. Al igual que la historia, el psicoanálisis o la paleontología, la economía es una teoría fundamentalmente explicativa, pero sólo muy groseramente predictiva. En el momento actual, por ejemplo, los economistas se dividen en dos grandes grupos, manifiestamente incompatibles: los que vaticinan una inflación galopante, y los que nos anuncian una prolongada deflación. No sé si todos ellos habrán estudiado con los mismos libros de texto, pero esa división de opiniones me recuerda demasiado la predicción meteorológica más infalible que existe: sol y nubes… (Artículo completo aquí).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antropología, Economía, Física, Individuo y sociedad, Política

Comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s