Las raíces (camaleónicas) cristianas

Anuncio del vino Mariani, recomendado por León XIII en 1899

Por Ricky Mango

Para una ciudad acostumbrada a las resacas, no es de esperar que la visita del Papa haya sido un episodio  traumático. A algunos como yo, desde luego, todas las multitudes nos horrorizan, y las multitudes cristianas no son una excepción. No he estado en Madrid últimamente pero, en comparación con las algaradas troglodíticas que montan los aficionados al balompié, las molestias causadas por los cristianos no habrán pasado probablemente del machacón repertorio de sus cánticos, que son al gregoriano lo que Julio Iglesias al bolero, y, excepcionalmente, de una presencia mayor de monjas en las calles que de mujeres con niqab… (Artículo completo aquí).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antropología, España, Política, Religión

Comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s