Neuronas y greguerías

Image

Por Paco Tongal

El pie dormido que sabe a sifón es claramente una metáfora sinestésica, que enlaza una sensación visual-táctil con una parestesia (en este caso el llamado hormigueo). Vemos que se trata de dos sensaciones objetivamente muy diferentes: por un lado la suma del recuerdo del agua carbonatada saliendo a presión y del efecto de ese líquido en el paladar, y por otro lado el proceso de recuperación de un nervio o vaso sanguíneo comprimido. (Texto completo aquí)

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamiento

Comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s